Mis libros de la feria y el que más me impactó

Raúl Altamar Arias – Escritor
– Septiembre 2013

…Lewis muestra un toque de esa imaginación mágica en su primer libro de cuentos que me impactó desde el principio.  Además de tener una prosa efectiva y un buen ojo/oído/pluma para los diálogos, la creatividad que vemos en sus singulares historias es producto de una persona que, además de mantener viva un poco de su inocencia, asume el carácter de un adulto con un enfoque juguetón y ligeramente perverso. Se nota que Lewis creció en el interior [fuera de la ciudad de Panamá] pero que también tiene toda la cultura y sensualidad de la ciudad, porque hay historias que reflejan claramente estas dos influencias.

Destaca un elemento tétrico, no tanto de miedo ni de suspenso, sino tétrico, de cosas extrañas que te incomodan y que no necesariamente puedes explicar. También la sexualidad es notable y es manejada con particularidad, casi con jocosidad, lo cual siempre es bienvenido.  Son una docena de cuentos que en 87 páginas te llevarán al mundo especial en la linda cabeza de Lewis. “Testamento” es como la peor pesadilla de entierro que te puedas imaginar como hijo; “La muralla”, en el cual se desarrolla una obra de teatro tan interesante como cualquier otro libro de la feria, dice mucho de nuestras pasiones y miedos secretos; “Salir a flote” es como una película de esas actuadas, no animadas, de Disney con un barquito y un mensaje inspirador; “Sangría” no es de vampiros, ¿o sí?; y los dos últimos cuentos, unidos por una puta, hacen de puente entre la ciudad y el interior (mientras comentan la arrechera de los hombres).

Lewis es una nueva autora a quien invitaría, aunque no tengo que hacerlo, a seguir creando y pensar en grande, porque una imaginación como la suya, combinada con la práctica constante del buen escritor, solo producirá cosas interesantes y dignas de las letras locales.

Comments are closed.